A largos días, largos trabajos: Este refrán indica que en días largos o en situaciones que requieren mucho tiempo, se espera que se realicen trabajos extensos o tareas que demanden más esfuerzo. Refleja la idea de que la duración de una tarea puede influir en la cantidad de trabajo que se realiza.