A todo cerdo le llega su San Martín: Este refrán hace referencia al día en que se sacrifica un cerdo para obtener carne y productos derivados de él. Implica que todas las personas, en algún momento, enfrentarán las consecuencias de sus acciones o recibirán su merecido.