A veces un veneno, para sacar otro es bueno: En algunas ocasiones, es necesario utilizar un «veneno» o una solución drástica para eliminar o contrarrestar otro problema o dificultad.