Aceituna uno oro, dos plata, la tercera mata: Este refrán hace hincapié en que, después de disfrutar de unas pocas aceitunas, comer más de ellas puede resultar perjudicial o excesivo.