Afanes y refranes, herencia de segadores y gañanes: Este refrán sugiere que tanto los trabajadores esforzados como los dichos populares son patrimonio común de quienes se dedican a tareas difíciles y de aquellos con menos conocimiento.