Al cerdo más ruin, la mejor bellota: A veces, incluso las personas menos dignas o merecedoras pueden disfrutar de las mejores recompensas o beneficios. Este refrán enfatiza que no siempre se obtiene lo que se merece.