Al pan duro, duro con ello. Y al pan caliente, con aceite: Indica que debes tratar el pan según su textura y temperatura. El pan duro se puede comer con firmeza, mientras que el pan caliente se disfruta mejor con aceite.