Allá ellos que son blancos y se entienden: Sugiere que hay situaciones en las que las personas se entienden mutuamente sin necesidad de explicaciones detalladas. Se utiliza cuando dos personas tienen un entendimiento implícito.