Antes doblar que quebrar: Sugiere que es mejor ser flexible y adaptarse a las circunstancias que ser rígido y quebrarse o fallar.