Bolsa, mujer y espada, no quiere andar prestada.: Este refrán indica que ciertos objetos o pertenencias personales, como una bolsa, una mujer o una espada, no deben ser compartidos o prestados, ya que son importantes y personales para cada individuo.