Buen comedor, buen dormidor.: Este refrán indica que una persona que come bien generalmente duerme bien. Sugiere que la alimentación adecuada contribuye a un buen sueño y descanso.