Buena es la quina, pero a veces es más mal que medicina.: Este refrán elogia la quina como una medicina eficaz, pero también advierte que en ocasiones puede causar efectos secundarios o ser perjudicial si se usa incorrectamente. Destaca la importancia de la prudencia en el uso de medicamentos.