Cuando el invierno primaverea, la primavera invernea.: Este refrán sugiere que cuando el invierno parece más cálido de lo habitual y se asemeja a la primavera, la primavera puede ser inusualmente fría. Juega con la idea de que las estaciones pueden comportarse de manera impredecible.