Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.: Este refrán aconseja que cuando ves a tu vecino enfrentar problemas o dificultades, debes prepararte o tomar precauciones, ya que podrías enfrentar situaciones similares en el futuro.