Cuando pasan rábanos, cómpralos.: Este refrán aconseja aprovechar las oportunidades cuando se presentan. Los rábanos, en este contexto, representan una oportunidad que no debe desperdiciarse.