Cuenta el milagro pero no diga el santo.: Este refrán sugiere que es importante compartir una experiencia o logro, pero no es necesario revelar todos los detalles o personas involucradas. A veces, es prudente mantener cierta discreción.