De un mismo árbol, un madero dorado y otro quemado: Este refrán destaca la diversidad de resultados que pueden surgir de una situación o origen común. A pesar de provenir del mismo lugar (un mismo árbol), los resultados pueden ser muy diferentes, ya sea valiosos (madero dorado) o inútiles (madero quemado).