«Gallo que canta a sol puesto, canta a muerto»: Si un gallo canta al ponerse el sol en lugar de hacerlo al amanecer, se considera un presagio de su muerte. La expresión destaca la importancia de ciertas rutinas y comportamientos naturales.