«Hay que romper el huevo antes de hacer la tortilla»: Sugiere que a veces es necesario tomar medidas drásticas o difíciles antes de poder lograr un cambio o mejorar una situación. Se refiere a la idea de que debes hacer frente a los desafíos antes de obtener resultados positivos.