«Hombre casado, burro domado»: Esta expresión sugiere que un hombre casado puede estar más domesticado o controlado en comparación con un hombre soltero, ya que tiene responsabilidades familiares.