«Hombre viejo no necesita consejo»: La idea detrás de este refrán es que las personas mayores han acumulado suficiente experiencia y sabiduría a lo largo de los años, por lo que no necesitan ser aconsejadas o dirigidas por otros.