«La cuenta de la cena, no es la que nos llena»: Este refrán sugiere que lo importante en una comida no es la cantidad de comida que se come o el costo de la cena, sino la satisfacción y el disfrute que se obtienen de ella.