La mala cama hace la noche larga. Metafóricamente habla de cómo las situaciones incómodas o desagradables hacen que el tiempo parezca pasar más lentamente, aplicable a cualquier circunstancia difícil.