Lo más placentero, no es tan duradero – Este refrán señala que las cosas que proporcionan placer o satisfacción inmediata a menudo tienen una duración limitada y pueden no ser sostenibles a largo plazo.