Madre es la que cría, no la que pare – Este refrán destaca que ser madre va más allá de dar a luz a un hijo; implica criar y cuidar al niño. Sugiere que el papel de madre se basa en la crianza y el amor, no solo en el parto biológico.