Mal vinagre o buen jerez, para mí todo es igual – Este refrán sugiere que una persona indiferente o desinteresada puede no apreciar la diferencia entre algo bueno y algo malo, o simplemente no le importa.