Mucho vuela el viento, pero más el pensamiento: Resalta la idea de que el poder de la mente y la imaginación es más fuerte y significativo que las palabras vacías.