«Muy bien conoce la rama, el mico que la encarama»: Este refrán señala que alguien que trepa a un árbol (como un mono) conoce bien la rama en la que se encuentra, es decir, aprovecha las oportunidades que tiene.