«Nace el pez para nadar, como el topo para minar»: Este refrán señala que cada ser o entidad tiene una naturaleza específica y habilidades innatas que le permiten hacer lo que está destinado a hacer.