«Nadie aprecia el bien que tiene, mientras que no lo enajene»: Sugiere que a menudo las personas no valoran lo que tienen hasta que lo pierden o lo venden.