«Ni abril sin flores, ni juventud sin amores»: Este refrán resalta la asociación entre la llegada de la primavera (abril) y el florecimiento de las flores, así como la idea de que la juventud suele estar llena de amores y pasiones.