«Ni hables como doliente, ni vivas entre vil gente»: Indica que no debes adoptar un lenguaje o actitud de víctima y, al mismo tiempo, debes evitar compañía poco digna o de mala reputación.