«Ni lleves cohecho, ni sueltes derecho»: Aconseja no aceptar sobornos ni corromperse y no renunciar a tus derechos legales o morales.