«Ni me fío de gabacho, ni de alcahuete macho»: Advierte sobre la desconfianza hacia los extranjeros (gabachos) y hacia las personas que actúan como confidentes o chismosos (alcahuetes). Puede ser un llamado a ser cauteloso con las influencias externas.