«Ningún humano recuerda, que el culo le huele a mierda»: Un recordatorio de que todos los seres humanos tienen sus propias imperfecciones y aspectos desagradables. Nadie es perfecto.