«Ningún tomar es malo, como no sean palos»: Indica que no hay problema en disfrutar de bebidas alcohólicas moderadamente, a menos que lleve al abuso o al consumo excesivo (beber en exceso).