«Ninguna cosa hay tan dura que el tiempo no la madura»: Refleja que con el tiempo, incluso las situaciones difíciles o los problemas pueden mejorar. El tiempo puede suavizar las dificultades.