«No compres cosa vieja que no sea vino, jamón o teja»: Sugiere que solo hay algunas cosas que pueden ser de buena calidad incluso si son antiguas, como el vino, el jamón o las tejas. En otros casos, es preferible adquirir cosas nuevas.