«No duerme tranquilo quien debe, que no hay plazo que no se llegue»: Nos recuerda que no podemos estar en paz si tenemos deudas pendientes o responsabilidades sin cumplir, ya que en algún momento llegará el momento de enfrentarlas.