«No enturbies aguas que hayas de beber»: Nos aconseja no arruinar relaciones o situaciones que son importantes o beneficiosas para nosotros, ya que podríamos lamentarlo más tarde.