«No es amigo ni es sincero, aquel que nos pela el cuero»: Nos advierte que alguien que critica o se burla constantemente de nosotros no es un verdadero amigo ni una persona sincera.