No es lo mismo oír decir ‘moros vienen’, que verlos venir: Indica que es una cosa escuchar rumores o advertencias sobre un peligro, pero es diferente cuando realmente te enfrentas a esa amenaza.