No es noble quien lo es, sino quien lo sabe ser: Nos dice que la nobleza no está en el linaje, sino en la conducta y la actitud de una persona.