No es por el huevo, sino por el fuero: Indica que no es el motivo aparente lo que importa, sino la verdadera razón o intención detrás de una acción.