No hace plata quien más suda, si la suerte no le ayuda: Indica que el esfuerzo y el trabajo duro no siempre garantizan el éxito financiero; a veces, también se necesita suerte.