No hay doctrina como la de la hormiga: Alude a la sabiduría de observar y aprender de la diligencia y el trabajo constante de las hormigas como ejemplo de organización y esfuerzo.