No hay mejor salsa que el hambre: Indica que la necesidad agudiza el ingenio y hace que la comida sea más sabrosa cuando se tiene hambre.