No hay predicador más persuasivo que San Ejemplo: Este refrán subraya que el mejor ejemplo es una influencia poderosa en la persuasión y la enseñanza.