No invoques derecho humano, si violas los de tu hermano: Nos recuerda que debemos ser coherentes en nuestras acciones y no reclamar derechos para nosotros mismos si estamos dispuestos a infringir los derechos de otros.