No muerdas la mano que te da de comer: Nos recuerda que debemos mostrar gratitud y respeto hacia aquellos que nos han ayudado o apoyado en la vida, en lugar de causarles daño o ingratos.